¡Ah la nostalgia! Aún recuerdo el día en que decidí abrir esta humilde taberna y el motivo de ello. La culpa de todo la tuvo la nostalgia de tiempos (no se si mejores), rodeados de historias, orcos y humanos…. La nostalgia de antiguas batallas olvidadas y de otras que todos tenemos grabadas en la retina, como la de los tiempos que llamábamos sexta, donde un regimiento de humanos se enfrentó a unos orcos alrededor de un edificio en ruinas.

El Tabernero

Trasfondo

La noche era tan oscura que ni la tenue luz que reflejaba la luna podía vislumbrarse, quizás era por la lluvia y las inclemencias del tiempo. Hacía un frío que se calaba hasta los huesos, aunque el capitán Wolfgang Kreuger era ajeno a todo aquello, ya que se encontraba leyendo ante las últimas ascuas del fuego que gobernaba la estancia en la que se encontraba leyendo una misiva recibida desde Altdorf:

"¡Atención temerosos de Sigmar! Mis valientes capitanes del glorioso ejército de Reikland, hemos recibido numerosos noticias alertando de que una partida de pieles verdes están sembrando el caos atacando pequeñas localidades al sur de Reikland. Parece ser que son liderados por un Kaudillo que se hace llamar Colmilloz d'oro. 

Desde el mando de Altdorf, solicitamos que bajo vuestro mando, se organicen patrullas alrededor de las urbes de Auerswald, Stromdorf, y Stimmigen en busca de estas bestias pieles verdes. 

Atentamente firmado: Gunter Von Brissmark, en nombre del emperador K.F.
 
Que Sigmar os proteja."

Wolfgang quedó en silencio contemplando la carta, sabía que enfrentarse a una partida de Orcos no era tarea sencilla, debía ser astuto para evitar un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, pues no disponía de un hechicero en la ciudad que le pudiera ayudar en esta ardua tarea. Además la cantidad de soldados escaseaba últimamente en la zona, los mas jóvenes preferían salir en busca de aventuras y se iban a enrolarse en milicias con mayor renombre, por lo que nadie quedaba en la guarnición imperial.

Miró por la ventana pero solo podía ver su reflejo, la calle estaba tan oscura que nada podía vislumbrarse mas allá de dos pasos. En ese momento alguien tocó a la puerta de sus aposentos de forma insistente.

– Adelante – Dijo Wolfgang, y al momento un soldado entró en la lúgubre estancia. – Disculpe mi capitán, hemos recibido a un cazador procedente de Auerswald, dice que cuando estaba cazando en el bosque vió un numeroso grupo de orcos – Dijo el soldado con cara de preocupación.

-¡¿ORCOS?!- Dijo Wolfgang vociferando con sorpresa. Estaba convencido de que no tendría que ser él quien lidiase con aquel problema. Lo único que deseaba en aquel momento era quedarse frente al fuego bebiendo vino de Reikland. – Maldita sea… Hágalo pasar a la sala común – sentenció mientras salía de sus aposentos con un portazo de camino a la sala común.

Tras reunirse con el campesino, Wolfgang confirmó lo visto en el bosque, aparentemente era una partida de orcos no excesivamente grande para suponer un peligro en ciudades amuralladas, pero sí lo suficiente para sembrar el caos y expandir el pánico entre en los poblados mas pequeños. Eso impedía a los campesinos hacer su trabajo, y pagar sus impuestos, y era algo que el emperador no podía permitir.

Wolfgang salió de la torre de guardia directo al taller de ingenieros, dando órdenes para cargar un gran cañón. – Si esos Orcos quieren un reto de batalla, lo tendrán. El Imperio se construye sobre tres pilares. ¡¡¡Acero, Fé y PÓLVORA!!! Nos han hecho saber la dirección que tomaron los orcos, la mejor opción es llegar antes que ellos e interceptarlos cuando salgan del bosque, cerca de la antigua posada en ruinas al norte de Auerswald. – Wolfgang Kreugar era un veterano general, y tenía muy claro las unidades que necesitaba para dar una calurosa bienvenida a esos orcos – Quiero listos para dentro de una hora a dieciséis arcabuceros y a los dieciocho mejores lanceros para el combate. Acabemos con esos pielesverdes.- sentenció y siguió andando rumbo al establo donde descansaba «emperador», su fiel corcel.

Una vez listos los preparativos Wolfgang montó en su corcel, miró a los soldados y con la señal del cometa de dos colas comenzó su marcha hacia las afueras de Stromdorf en dirección a Auerswald.

Cuando llegaron a la posada en ruinas al norte de Auerswald no había señal de los pielesverdes. La tropa se puso en marcha con los preparativos y sin descanso lograron en algo más de dos horas fortalecer su posición. El cañón posicionado dirección sur, a su lado los lanceros con Wolfgang inmóviles a la espera y junto a estos los arcabuceros preparados para disparar a la menor señal de vida. La lluvia se aplacó al igual que la noche dando paso a los primeros rayos de luz al alba, y acompañando a estos llegó el sonido de los desacompasados tambores de guerra.


Comenzaron a sonar aullidos y gritos ininteligibles que llenaron el pequeño valle entre el bosque y la posada en ruinas – ¡¡¡VAAAMOOOOZ CHICOOOZ!!!, ¿¿¡¡ No hay aquí ningún forzudo que ze quiera enfrentar al gran Kaudillo Kolmillloz de Oro!!?? WAAAAAAAAAAAAAAAGH – Vociferó el Kaudillo Orko mientras aparecía a lomos de su jabalí. Kolmilloz de Oro se quedó inmóvil por un instante viendo al ejercito que se encontraba frente a él – ¡¡¡Acique loz humanoz quieren bronca, puez bronca tendrán!!! – y de su garganta un entre fuertes rugido ensordecedores sonó… – ¡¡¡¡WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH!!!! –


Listas de ejercito

Orcos:

+ Héroes +

Gran jefe orco [141pts]: General del ejército, Gran jefe orco, Jabalí de guerra, Rebanadora adicional
. Objetos mágicos: Escudo de Ptolos, Hacha buzkadora de Ulag

+ Unidades básicas +

Guerreros orcos [163pts]: Arco, 16x Guerreros orcos, Rebanadora adicional
. Jefe orco
. Músico
. Portaestandarte: Banderola de laz agallaz

Guerreros orcos [156pts]: 18x Guerreros orcos, Rebanadora adicional
. Jefe orco
. Músico
. Portaestandarte: El trapo chorreante de Borko

+ Unidades especiales +

Karro de jabalíes [90pts]: Karro de jabalíes

++ Total: [550pts] ++

El Imperio:

+ Héroes +

Capitán Imperial [115pts]: General del ejército, : Armadura de placas, Capitán, Escudo , Tropas condales, Caballo de guerra con barda
. Objetos mágicos: Espada Ogro

+ Unidades básicas +

Arcabuceros [144pts]: Armadura ligera, Arcabuz, Arma de mano, 16x Arcabuceros

Lanceros [182pts]: Armadura pesada (tropas condales), lanza, escudo
. Campeón
. Músico
. Portaestandarte: Estandarte del coraje

+ Unidades especiales +

Gran cañón imperial [110pts]:

++ Total: [551pts] ++


Motivo de la partida:

La partida se hizo a 550 puntos porque era lo máximo a lo que se podía aspirar en puntos equipando las unidades y a los personajes, ya que solo queríamos jugar con el contenido de la caja de inicio de sexta edición, Chandalf y Wini decidieron que seria bastante divertido jugar con esa caja usando las reglas de Warhammer Reforged.

Batalla

Despliegue:


Turno 1 imperio:

Wolfgang ordenó a sus soldados mantener firmemente la posición, ya que buscar el combate cuerpo a cuerpo habría sido una locura y un suicidio, así que ordenó disparar el cañón hacia «Kolmilloz deoro» ya que iba escoltado por un carro tirado por 2 enormes jabalíes. Una bala de cañón bien colocada puede llevarse al más fuerte de los generales… La mala fortuna hizo que el disparo del cañón se fuese de largo -¡Demasiada pólvora!- gritó a los artilleros.

A su vez Wolfgang vio que algunos orkos estaban equipados con arcos – Es posible que esas alimañas sean capaces de disparar – pensó Wolfgang. – Arcabuceros, centrad la pólvora en los que llevan arcos, apunten… ¡¡FUEGOOO!!- Vociferó el capitán desde su montura. Se formó una nube de humo de la cual salió una lluvia de plomo acabando con la vida de 2 arqueros orkos.

Campo de batalla al final del turno:

El Capitán Imperial manteniendo firme la posición:

El gran cañón imperial conocido como «Pequeño Timmy», apuntando al Kaudillo Orko:


Turno 1 Orcos

«Kolmilloz de oro» vio a los débiles humanos utilizando armas de fuego, cosa que hizo que perdiera la concentración y se quedase quieto. (Fallo de animosidad)

La famosa animosidad de los pieles verdes surgió al primer momento de la batalla, eso hizo dudar a los guerreros orkos que vieron cómo su Kaudillo no avanzaba.

Por su parte los arqueros avanzaron para poder disparar causando 1 baja a un lancero y el carro avanzó hacia delante. Tras ver pasar sobre él la bala de cañón, prefirió no tentar a la suerte, por lo que el carro se situó tras el edificio lejos de la línea de visión del cañón.

Los pielesverdes avanzando en el campo de batalla:

Campo de batalla al final del turno:

Ante la sorpresa de la muerte de uno de sus hombres a manos de una flecha, Wolfgang ordenó disparar de nuevo el cañón hacia «Kolmilloz d´oro». Si la anterior vez no escatimaron en pólvora, esta vez no llegaron. Por suerte la bala impactó en los arqueros que avanzaron llevándose por delante a dos orcos. -Bueno algo es algo, espero que estos estúpidos orcos capten la indirecta y vuelvan por donde han venido pensó Wolfgang.

Los arcabuceros siguiendo la misma pauta que antes volvieron a disparar a los arqueros causando 2 bajas más. Ante tal cantidad de muertes los arqueros intentaron salir huyendo pero al ver a su Kaudillo mirándolos desde atrás se lo pensaron 2 veces y mantuvieron la posición.

Turno 2 Orcos

El imponente Kaudillo orco avanzó con furia hacia delante para aprovechar la cobertura de las ruinas. Dos balas de cañón habían sido suficiente para ver lo peligrosa que era la pólvora imperial.

Al pasar al lado del carro, este decidió seguir el ritmo del Kaudillo buscando la cobertura. Por otra lado los guerreros orcos marcharon todo lo que pudieron para llegar pronto al cuerpo a cuerpo, mientras los arqueros avanzaban para buscar mejor posición desde la que disparar, aun así esta vez sus flechas no consiguieron herir a nadie. -¡¡¡Malditoz eztupidoz, no zaben dizparar!!!- gruñó «Kolmilloz d´oro».


Turno 3 Imperio

Tras el avance por parte del caudillo orco y el carro, Wolfgang cambió de estrategia y ordenó a sus arcabuceros disparar contra el carro -¡¡¡Al carro, disparad al carro, no debe acercarse más!!- vociferó con autoridad.

Siguiendo sus ordenes los arcabuceros lanzaron una salva que destruyó el carro orco reduciéndolo a un amasijo de madera, hierro y vísceras de jabalí.

Ante la destrucción del carro el jabalí del caudillo se asustó por los gritos de los orcos muertos y negándose a obedecer a «kolmilloz d´oro» dio la vuelta y corrió en dirección opuesta al carro mientras el Kaudillo no pudo hacer más que aullar en un lenguaje incomprensible.

Por otro lado el cañón no conseguía acertar correctamente y su disparo sobrevoló las cabezas de los guerreros orcos a una altura que solo supuso las risas entre los pieles verdes. Ante tal burla Wolfgang levantó la espada e hizo un gesto desafiante a los orcos, su plan era atraerlos lo suficiente para usar la metralla con el cañón.


Turno 3 Orcos

Tras controlar de nuevo a su montura «Kolmilloz d´oro» se reincorporó a la batalla, mientras los guerreros avanzaban en dirección donde se encontraba Wolfgang.

Su desafío hizo enojar a los guerreros orcos mientras que los arqueros avanzaron por detrás de los guerreros para disparar y acabaron con 2 arcabuceros. Los orcos se envalentonaron al ver caer a los humanos y recuperaron la moral.

Turno 4 Imperio

Tras la destrucción del carro y la huida de «Kolmilloz d´oro», Wolfgang reordenó a sus arcabuceros disparar contra los guerreros orcos de nuevo, su plan de disparar metralla con el cañón no pudo realizarse ya que no estaban lo suficientemente cerca para ello, pero el cambio de objetivo fue beneficioso ya que los arcabuceros consiguieron causar 5 bajas en las filas de los guerreros orcos.

Mientras tanto decidió disparar a los arqueros con el cañón llevándose por delante a dos de ellos. Ante tal situación los guerreros orcos se asustaron por la potencia de fuego y entraron en pánico huyendo, lo que causó que los arqueros al ver cómo se dirigían hacia ellos los guerreros decidiesen huir también. –¿Así que esto es lo que causaba tantos problemas? -, pensó para si mismo Wolfgang.


Turno 4 Orcos

«Kolmilloz d`oro» al ver que sus muchachoz estaban huyendo entró en cólera -WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH!!!!!!!!!!!!!!!- aulló en un grito que resonó en todo el campo de batalla. Fue un grito tan poderoso que los guerreros y los arqueros se detuvieron y volvieron a dar media vuelta, en cólera avanzando de nuevo hacia el enemigo.

El Kaudillo viendo que sus Orkoz avanzaban hacia la batalla cabalgó enfurecido hacia los humanos mientras lanzaba gritos sin parar – VAMOOOOOZ MUCHACHOZ, ZON ZIMPLE HUMANOZ A LOZ QUE PODEMOZ VENCER

Los pielesverdes avanzando en el campo de batalla:

Campo de batalla al final del turno:


Turno 5 Imperio

Al ver como se reagrupaban los orcos y volvían a avanzar hacia ellos Wolfgang sonrió –¡¡¡Estos estúpidos pieles verdes no saben cuando rendirse, ARCABUCEROOOOS!!!- gritó mirando la unidad y con un solo gesto levantó la espada en dirección a los guerreros, sus hombres ya sabían que quería.

Cargaron el arma y volvieron a disparar causando 6 bajas. Esto hizo que ante tantas bajas los guerreros volvieran a huir. Al pasar por al lado de los arqueros, estos estuvieron a nada de unirse en su huida pero al mirar a su Kaudillo supieron que no era una opción por lo que aguantaron y mantuvieron el tipo.


Turno 5 Orcos

Los guerreros orcos presa del pánico siguieron huyendo, no querían saber ya nada de la batalla, apreciaban mas su vida que otra cosa en esos momentos. Por su parte «Kolmilloz d´oro» avanzó y se colocó en el flanco de los arcabuceros listo para cargar contra ellos.

Los arqueros a su vez decidieron disparar consiguiendo acabar con la vida de 2 arcabuceros más.


Turno 6 Imperio

Ante la escasa amenaza de los arqueros y la huida de los guerreros, Wolfgang ordenó a sus hombres reagruparse y reorganizar encarándose hacia «Kolmilloz d´oro». – ¡¡¡Si ese estúpido caudillo busca la muerte es lo que tendrá, reorganización mis valientes, demostrémosle a ese piel verde cual es la palabra de SIGMAR!!!-, gritó mientras él mismo se colocaba ante una posible carga. A su vez el cañón trató de acabar con algún arquero más pero sin suerte.


Turno 6 Orcos

Los guerreros orcos decidieron abandonar el campo de batalla y ocultarse de nuevo por el bosque por el cual vinieron, mientras los arqueros trataban de disparar a los lanceros pero sin suerte.

«Kolmilloz d´oro» harto de tanta humillación y ciego de ira y rabia cargó contra los arcabuceros que decidieron aguantar y disparar. Aún así no evitó que el Kaudillo llegase al cuerpo a cuerpo. -¡¡Oz vaiz a enterar!!- dijo mientras blandiendo su rebanadora acababa con la vida de un soldado imperial.

Tras una ardua carga los arcabuceros consiguieron aguantar y gracias a su superioridad obligaron a retirarse al caudillo. – ¡¡¡Ezto no quedará azí, volveré con un waaagh maz grande y zin cobardez!!!-, «Kolmilloz d´oro» maldijo a los soldados imperiales y sobre todo a Wolfgang, , también maldijo a sus guerreros que huyeron como unos cobardes.

El gran Kaudillo enfurecido en dirección a los arcabuceros:

Campo de batalla al final del turno:

FINAL PARTIDA

Tras la batalla los orcos de dispersaron, Wolfgang orgulloso de su estrategia se regodeó entre elogios ya que evitó el enfrentamiento directo y consiguió salvar el mayor numero de las vidas de sus hombres. De vuelta a Stromdorf, ordenó mandar un mensaje a Altdorf con la informando de la buena nueva:

A la atención de Gunter Von Brissmark,

Yo Wolfgang Kreugar, capitán de las tropas estatales ubicadas en Stromdorf le hago llegar mediante este comunicado que el problema de los orcos ha sido solucionado. A sido un honor defender el Imperio y las tierras del Reik ante tal amenaza.

Acero, Fe y Pólvora,
W.K

Y así fue como los valientes soldados del imperio defendieron sus tierras de una pequeña invasión orca, seguramente habréis leído o escuchado mas sobre batallas parecidas en el pasado pues como ya comenté la nostalgia siempre esta presente.

FOTOS:

Y este fue el resultado de la batalla de la caja de sexta edición usando las reglas de Warhammer Reforged, esperamos que os guste el informe tanto como a nosotros haberla jugado.

¿Quieres unirte al club o jugar con nosotros? No tienes más que escribir por DM de Instagram (https://www.instagram.com/el_jabali_pisador) o a Kreugar (https://www.instagram.com/kreugar/) o en twitter (https://twitter.com/eljabalipisador) y tambien a Wini Maister (https://twitter.com/wini_maister) o a Chándalf. ( https://twitter.com/Chndalf1 ). También puedes enviarnos un email a tabernero@eljabalipisador.com o buscarnos en instagram: https://www.instagram.com/el_jabali_pisador/

¡Nos vemos por el viejo mundo, no dejéis de pasar por esta humilde taberna en busca de cerveza fría y buenas historias!

5 comentarios en «Informe de batalla Warhammer Fantasy caja sexta edición ¿Qué pasaría si la jugamos con Warhammer Reforged?»
  1. Que reportaje más divertido!! Muy narrativo y completo, y con una buena cantidad de imágenes y planos. De Matrícula de Honor. Una vez más la pólvora muestra su poderío 😉

  2. Maldita pólvora! Yo quería piñoz! jajaja Gran informe, muy currado el mapa de cada turno, felicidades! Habrá revancha con mismos integrantes espero! Gracias por compartirlo!

    1. Nuestro escribano Wini Maister se curra los informes y mapas, es una suerte tenerlo, como lo es tener a lectores como tu en esta taberna. Gracias por pasar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.